gin de autor hecho con agua de los andes

Con apenas 19 años, Gustavo Crespo trabajaba en la destilería de su abuelo en Uzhupud, una comunidad rural de los Andes en Ecuador. Allí descubrió su pasión por crear.

En su libreta anotaba sus fórmulas de licores, entre las que se encontraba una ginebra de calidad. Con los años, su libreta se perdió pero Gustavo jamás perdió su pasión.

Décadas después, volvió a experimentar y logró crear una nueva ginebra. ¡Mucho mejor que la fórmula extraviada!